La halitosis o mal aliento, algo más que un simple problema social.

Dentro de los diferentes problemas que encontramos en nuestra consulta uno de los que mayor repercusión tienen en nuestros pacientes, es el problema de la halitosis o mal aliento.

halitosis-mal-alientoLo primero que tendríamos que decir es que la Halitosis no es una enfermedad en si misma sino que es un síntoma que acompaña a alguna enfermedad o problema dentro de la boca. Debemos saber también que el 50% de la población la ha sufrido de alguna manera alguna vez en su vida, siendo muy frecuente presentarla al despertar ya que los movimientos de la boca durante la noche son escasos y por la tanto la producción de saliva también favoreciendo de esta manera la aparición de un mal aliento al despertar.

En la mayoría de los casos las principales causas de aparición de la halitosis vienen determinadas por problemas bucales tales como descomposición de alimentos en la boca, periodontitis o personas fumadoras.  Originando en los pacientes que lo sufren una inseguridad en sus relaciones sociales, ya que suelen sufrir un rechazo en su vida social o profesional que puede derivar en diferentes problemas psicológicos.

El tratamiento de la enfermedad debe empezar por una localización del origen de la halitosis y el tratamiento del problema que ha originado dichos síntomas. En la mayoría de los casos en los que no hay una enfermedad asociada al síntoma, las causas van a ser debidas a una incorrecta limpieza oral y normalmente revertiendo la situación que la ha originado resolveremos el problema.

Lo primero que deberíamos hacer sería acudir a nuestro odontólogo para llevar a cabo una limpieza profunda de nuestra boca y eliminar todo el sarro y placa bacteriana acumulada que favorecen la aparición de la halitosis. Una vez que terminamos con el tratamiento deberemos seguir una serie de normas básicas para evitar que vuelva a aparecer como son:

  • Lavarse los dientes tres veces al día
  • Uso de colutorios con agentes desinfectantes que ayuden a eliminar las bacterias.
  • Uso de cepillos inter-proximales o seda dental para eliminar los restos de la comida entre los dientes.
  • En aquellos pacientes con implantes, coronas u ortodoncia es conveniente el uso de irrigadores que van ayudar a eliminar los restos de comidas que se adhieren a los brackets o que se incrustan dentro de  pequeñas cavidades y que son difíciles de eliminar por medios tradicionales
  • Evitar el consumo de alimentos que favorezcan la halitosis como café, ajo y todos aquellos que tengan un intenso olor y que favorezcan la halitosis. A su vez debemos evitar también el tabaco
  • Beber abundante agua durante el día ya que eso favorecerá la producción de saliva. También para ayudar a dicha producción podemos masticar chicle sin azúcar y con xilitol que nos ayudaran a tener un aliento fresco.

Todos estos pasos nos ayudarán a mantener bajo control al halitosis y mejoraran nuestro día a día , ya que favorecen nuestra autoestima y nuestra relación con los demás.

Para más información entra en nuestra web www.zendental.es o pídenos una cita totalmente gratuita en el 91 640 15 75

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*