Cáncer oral: detección y factores de riesgo (I)

Este es el primero de una serie de post que dedicaré al cáncer oral porque me parece un tema de gran importancia y que pocas veces asociamos con nuestra visita al dentista.

dentista
La población general no es consciente de la existencia del cáncer oral ni de sus factores de riesgo. La mayoría de ellos solo acude al dentista cuando tiene un problema o un dolor,  sin darse cuenta que los dentistas,  sobretodo los especialistas en medicina oral, somos capaces de reconocer lesiones pre-malignas o sospechosas de la mucosa oral y por ello  constituimos la primera línea de defensa en el diagnóstico precoz de dicha patología.

Los cánceres de cabeza y cuello son los sextos cánceres humanos más frecuentes. En  España, el cáncer bucal afecta a 8 de cada 100.000 personas al año, para que nos hagamos una idea de lo elevada que es esta cifra os diré que cien mil personas son las que caben aproximadamente en el Santiago Bernabéu, si os dijeran que de todos los asistentes a un partido 8 de ellos van a sufrir un cáncer oral…¿a que la cifra se vuelve mas preocupante?

Somos uno de los países europeos con más casos y con una de las tasas de mortalidad más elevadas.

Epidemiología

Es de dos a tres veces más frecuente en varones que en mujeres( aunque en los últimos años esta diferencia se ha ido reduciendo).

Aproximadamente el 90% de ellos se diagnostica en mayores de 40 años y  en más del 50% de los casos han superado los 65 años.

Su localización preferente en Occidente es la lengua, el suelo de la boca y el labio inferior.

Factores de riesgo

El consumo de tabaco y alcohol son los factores predisponentes conocidos más importantes. Se sabe además, que la combinación de ambos multiplica el riesgo ( en el 80% de tumores de boca y faringe se encuentran los 2 hábitos). Tras 5 años de suspender el hábito tabaquero el riesgo disminuye hasta un 50%. Además se ha observado que el 35% de pacientes que tras ser tratados, siguen fumando, desarrollan nuevo tumor en otra localización de la cavidad oral o faringe.

La exposición prolongada al sol junto a úlceras crónicas en el labio inferior tienen una fuerte asociación con el cáncer de labio inferior.

Las deficiencias nutricionales, tales como anemias crónicas por falta de hierro, aumentan la susceptibilidad a cáncer de esófago y boca.

Lesiones premalignas, tales como eritroplasias, leucoplasias…

La irritación crónica de la mucosa bucal producida por dientes rotos, prótesis mal adaptadas, restauraciones incorrectas, mala higiene oral

Un bajo consumo de frutas y verduras aumenta un 10% la tasa de mortalidad.

Teniendo en cuenta que este tipo de cáncer tiene una alta tasa de mortalidad pero también una alta tasa de supervivencia ante un diagnóstico temprano…compensa con creces visitar a un especialista al menos una vez al año para hacerse una revisión completa de las mucosas y los maxilares.

Para más información o si queréis solicitar una revisión totalmente gratuita podéis hacerlo a través de nuestra web o llamando al  91 640 15 75

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*