Diabetes y enfermedad periodontal

El cuidado de la salud bucodental es muy importante en todas las personas, pero en aquellas que padecen diabetes hay que prestar una especial atención, ya que la enfermedad periodontal puede acarrear una mayor resistencia a la insulina. Se ha observado que los pacientes con diabetes tipo II presentan, en la mayor parte de casos, una salud oral deficiente y un mayor riesgo de sufrir enfermedad periodontal.

diabetes

Tipos de enfermedades periodontales

Gingivitis

Es la inflamación de las encías. Es la forma más leve y temprana de la enfermedad periodontal. Puede estar causada simplemente por una falta de cepillado adecuado. Es frecuente el sangrado de las encías durante el cepillado. Es totalmente reversible con una buena técnica de higiene ya sea por parte del paciente o de un profesional.

Periodontitis

Esto es mas grave que la gingivitis. Es una enfermedad en la que se pierde el hueso que soporta a los dientes (aun estando éstos bien).

También, las fibras gingivales y el ligamento periodontal son destruidos y el borde de las encías se desprende de los dientes, formando lo que se llama una bolsa periodontal en la cual puede aparecer pus. La bolsa periodontal se agranda si el hueso es destruido más severamente y, en consecuencia, los dientes pueden terminar con movilidad e incluso caerse. Tratada de forma precoz tiene una solución perfecta.

periodontitis

Tratamiento para las encías

Tratamiento contra la gingivitis

  • Higiene bucal
  • Empleo de colutorios
  • Raspaje y alisado radicular: tratamiento periodontal no quirúrgico que limpia completamente la superficie de la raíz para remover todo el depósito de placa y sarro. Se puede combinar con antimicrobianos en forma local para eliminar las bacterias restantes.

Tratamiento contra la periodontitis

  • Reducción de bolsas dentales: si después de la eliminación de los depósitos de cálculo todavía permanecen bolsas periodontales profundas, éstas pueden ser eliminadas quirúrgicamente bajo anestesia local. Esto ayuda a que la encía se adhiera de nuevo a los dientes y se cure.
  • Regeneración ósea dental: que emplearemos para tratar de recuperar parte del hueso de sostén dentario perdido.
  • Injertos de tejidos blandos: se emplean en casos concretos de recesiones (pérdida de encía) para recuperar la parte de tejido blando perdido.

 

Es conviente que estos pacientes presten una especial atención a su cuidado bucal, y realicen revisiones periódicas en la consulta de su odontólogo habitual (convenientemente cada 6 meses). Si deseas más información, no dudes en solicitar una consulta gratuita con nosotros llamando al 91 640 15 75 o a través de nuestra web Zendental.es

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*