Cordales incluidos. ¿Me los quito o no? (parte 2)

Cuando un paciente tiene dolor causado por una muela del juicio se debe hacer una evaluación en la que se incluya una evaluación médica completa, una evaluación intra y extra oral así como una exploración radiológica: ortopantomografía.

Otra causa por la que el paciente acude al dentista pidiendo la extracción de las muelas del juicio es por el apiñamiento dental.

En principio, entendemos que no se debe quitar una pieza dentaria sin una causa que lo justifique, ya que toda cirugía entraña algún tipo de riesgo y complicación.

Podemos enumerar algunas indicaciones para la extracción de cordales:

  • Infección previsible
  • Dolores recurrentes
  • Infecciones en relación al cordal ya sea por su intento de erupción o dentaria en sí misma
  • Se ha de extraer un cordal incluido antes de un tratamiento de radioterapia o de una cirugía cardiaca
  • cuando esté causando daño al diente vecino
  • Por indicación de un ortodoncista
  • Cuando producen el síndrome del CAT (Compromiso de la articulación temporomandibular) Esto solo ocurre con los cordales superiores
  • Hay unas indicaciones para la no extracción de los cordales incluidos
  • Cuando hay espacio para su erupción
  • Cordales muy profundos y en relación con el canal del nervio dentario
  • Para evitar un apiñamiento
  • En pacientes con patologías complicadas

Es importante valorar cada caso y elegir el profesional que va a atendernos, ya que la extracción de un cordal incluido tiene asociados unos riesgos que se han de valorar antes de tomar la decisión.  En ocasiones el profesional más adecuado para realizar este tipo de extracciones es el cirujano máxilofacial.

Os dejamos un vídeo para que veáis más en detalle el procedimiento.

Tags: , , ,
Dra. Paula Olivencia
Subscribe to Comments RSS Feed in this post

One Response

  1. El dolor de la muela del juicio si que es insoportable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*