¿El agua de las piscinas daña los dientes?

Calor, verano y piscina van siempre de la mano. Si tenemos niños puede que nuestras tardes se simplifiquen a nadar, bucear, jugar o pasar horas tumbados en la colchoneta, pero te sorprenderá saber que más allá de la diversión hay un aspecto que debe preocuparnos.

piscina infantil

El agua de las piscinas está tratada con sustancias químicas que eliminan hongos y previenen infecciones pero, ¿qué consecuencias tienen en nuestra salud? En primer lugar, esas sustancias químicas hacen que el PH del agua sea superior al de la saliva  pudiendo provocar un debilitamiento del esmalte dental y la aparición de placas de sarro de color marrón en los dientes incisivos.Para prevenir problemas es recomendable utilizar una pasta de dientes con flúor y acudir al dentista una vez cada 6 meses.

Pero no os alarméis, este problema es habitual en las personas que pasan más de 6 horas diarias nadando y durante largos periodos de tiempo. De hecho, este problema es conocido de forma coloquial como el sarro del nadador.

Pero no solo los dientes salen perjudicados con el cloro, también se ven afectados los ojos, la piel, el pelo… por eso te recomendamos leer esta noticia de El País en la que nos cuentan los principales problemas que provoca el cloro en nuestro cuerpo.

Si deseas realizarte una revisión odontológica no dudes en solicitar una cita gratuita con nosotros llamando al 91 640 15 75 o a través de nuestra web zendental.es

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*